Carflex Flota
 
 
 

 

 

Todo incluido

Además de todo ello, con CarFlex los usuarios obtienen no sólo las ventajas del renting tradicional, sino también toda la flexibilidad en la contratación de su vehículo. Por ello, no existen ataduras en los plazos, con un amplio kilometraje, servicio de pre-entrega, sustitución del vehículo por avería o accidente y muchas más prestaciones para que los clientes puedan disfrutar de un contrato adaptado y totalmente personalizado.

Los clientes obtienen todas estos servicios a cambio del pago de una cuota fija y única mensual para que no existan imprevistos ni sorpresas durante toda la vida del contrato. La compañía no soportará los gastos imprevisibles como averías, accidente, seguro, etc.

Gracias a este pago, las empresas no sólo disponen de su servicio de renting flexible sino que obtienen muchas más ventajas económicas al alcanzar una reducción de los costes.

Además existe una ausencia de inversión en activos fijos, como sucedería en el caso de la compra de un vehículo. Gracias al renting flexible, el cliente puede disponer de liquidez adicional para su negocio y en consecuencia, obtiene una mejora fiscal al poder deducirse las cuotas abonadas del renting flexible.

Y para que el control de los costes sea más sencillo, las empresas recibirán una única factura en la que estarán reflejados todos los servicios. Así, se simplifica la documentación del renting flexible y por tanto, la de la empresa.

Furgoneta  Carflex